Primo de Chávez está detrás del negocio de los fletes de PDVSA

venezuela headline news

A través de la empresa Transalba, el régimen chavista negocia el transporte de crudo con sus aliados estratégicos. (Diseño PanAm Post)

Asdrúbal Chávez, primo del fallecido Hugo Chávez, es la “figura central alrededor de negocios fallidos que involucró cobros excesivos a la petrolera en una asociación con una empresa cubana”, destaca el informe de Alianza Rebelde Investiga.

El negocio de los fletes fue el centro de su gestión en medio del boom petrolero con el barril a 100 dólares. Ahora, un documento interno advirtió que la flota “estaba en jaque” y que era excesiva la dependencia de los fletes a empresas extranjeras.

«A los más suspicaces les ha parecido que el descuido con los barcos propios era de la mayor conveniencia para el florecimiento del negocio de los fletes”, cita el documento.

Durante casi una década, entre 2005 y 2014, Asdrúbal Chávez “detentó roles clave en la gestión de la flota de cargueros de PDVSA que hoy está prácticamente desmantelada”.

Los negocios redondos

Bajo su administración se despilfarraron 3 700 millones de dólares en negocios que atentaron contra el tesoro venezolanos y equivalen a la mitad de sus reservas internacionales, apunta el informe.

Los archivos aseguran también que “pérdidas cuantiosas se acumularon, mientras las deudas crecían como un huracán» y que los convenios establecidos se hicieron “con discrecionalidad y pocos controles”.

La fachada perfecta

La empresa Transportes del Alba (Transalba), sociedad constituida en Venezuela y Cuba, se registro en las Bahamas y dos subsidiarias que se utilizaron para la venta de buques están inscritas en Panamá, países calificados como «paraísos fiscales».

A través de esta compañía, PDVSA está obligada a pagar durante 15 años tarifas por transporte marítimo que superan los precios del mercado, divulga el informe.

Por el acuerdo, las pérdidas ascienden a “177 millones de dólares» debido a «un esquema que dejó como ganadora a la contraparte cubana”.

La presidencia de Transalba está en manos del cubano Guillermo Rodríguez López-Callejas, vinculado al Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Entre camaradas pactan

El Petíon y Sandino son los dos tanqueros que opera Transalba con bandera Panameña para llevar combustible de Venezuela a Cuba.

La compañía se estableció como parte de la política de alianza con China y Rusia, pero “los documentos examinados evidencian modelos de negocios desfavorables donde priva el desorden o el secretismo de la rendición de cuentas”

Auditores han advertido que existen «toda clase de irregularidades relacionadas con el manejo del negocio en PDVSA y PDV Marina». Entre los registros se señala «el favorecimiento de contratistas y la creación de monopolios solapados».

Manejo a su antojo

Asdrúbal Chávez asumió como presidente encargado de Petróleos de Venezuela en abril de este año, pero su relación con la corporación es profunda, revela también Alianza Rebelde Investiga.

Su ingreso ocurrió en medio del paro petrolero de 2012 contra su primo Hugo Chávez, apunta el documento. Sin embargo, la crisis no le impidió escalar hasta la presidencia de Citgo en Estados Unidos y el ministerio de Petróleo.

El dictador Nicolás Maduro le “coronó» su trayectoria al nombrarlo este año la cabeza de PDVSA mientras «algunos de sus antiguos compañeros, jefes y subalternos han sido acusados por corrupción y perseguidos” y de la suspensión de la visa norteamericana analiza la investigación.

Su designación le abre el camino para saldar la promesa de su pariente: convertir a la empresa “en un poderoso brazo con la menor dependencia de contratistas privados”.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.