Otro fracaso de Guaidó: Citgo pende de un hilo tras fallo judicial en EEUU

venezuela headline news

Venezuela incumplió el pago de los Bonos 2020 que tenían como garantía el 50,1% de las acciones en Citgo. (Archivo)

Una jueza federal de Nueva York dictaminó que los Bonos 2020 de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) son “válidos y exigibles”. Está decidido, Venezuela perderá su participación en Citgo Petroleum Corporation.

Mucho que decir, partiendo de la decisión original del régimen de poner esta filial como respaldo ante la falta de pagos de compromisos previos. Era el mayor activo de Venezuela en el exterior y Maduro lo puso como garantía.
La jueza federal de distrito, Katherine Polk Failla, rechazó la solicitud de declarar inválidos los bonos y dijo que MUFG Union Bank, un fideicomisario, puede solicitar la venta de la garantía.

El año pasado, el gobierno interino de Juan Guaidó interpuso un recurso legal para impedir que los acreedores se apoderaran de una participación en Citgo del 50,1% para ser más exactos, porcentaje que se utilizó para respaldar los bonos.

El inicio de esta debacle se dio en 2016. En dicho año Pdvsa estaba teniendo problemas para pagar la deuda que contrajo durante el régimen de Hugo Chávez. La solución de Maduro fue emitir bonos con vencimiento en 2017.

Los bonos tenían un valor 7 000 millones de dólares, pero no había tal cantidad de dinero para pagarle a los bonistas y por eso la decisión del régimen fue ofrecerles un canje, difiriendo el pago de esos bonos por tres años. De ser bonos Pdvsa 2017, pasaron a ser bonos Pdvsa 2020. Allí es cuando Maduro decide entregar el 50,1% de las acciones de Citgo como garantía de pago a los bonistas. La hipoteca estaba hecha.

Pagos a cuentagotas

El documento de la sentencia detalla que Pdvsa pagó las dos primeras cuotas de los pagos de capital en 2017 y 2018. A su vez, realizó pagos de intereses en 2017, 2018 y el primer semestre de 2019.

Sin embargo, la estatal no realizó los pagos requeridos el 27 de octubre de 2019, por lo tanto, incumplió con sus obligaciones en virtud de los bonos de 2020. “Sí, están pagando, pero al ritmo de Pdvsa”, dijo un inversionista a Reuters en 2018.

Ese año la petrolera debía transferir unos 950 millones de dólares a las cuentas de los inversionistas y al menos cuatro fuentes del sector financiero local aseguraron que algunos agentes custodios ya tenían el dinero para iniciar los pagos. Otros tres tenedores de bonos locales consultados, no obstante, aún no veían el dinero abonado, reseñó en ese momento la agencia de noticias.

El escenario de la estatal se ponía cada vez más gris. Para 2019 las ventas de petróleo venezolano cayeron hasta los 495 000 barriles diarios, lo que implicó un retroceso hasta el año 1950, cuando se ubicaron en 488 962 barriles al día, reseñó la BBC.

Mala praxis

Con el tiempo entró un factor más en la ecuación, que da para pensar si el caso se manejó adecuadamente. Juan Guaidó pasó a tomar el control de Citgo en 2019 gracias a que el gobierno de Estados Unidos lo reconoció como presidente interino.

Ese mismo año, Guaidó presentó una demanda para declarar los bonos inválidos con el argumento de que el régimen venezolano los había emitido sin la aprobación de la Asamblea Nacional controlada por la oposición.

En la sentencia actual, se lee que los demandantes argumentan que los Bonos 2020 y los documentos rectores son nulos porque fueron emitidos y celebrados sin la aprobación previa de la Asamblea Nacional y, por lo tanto, en violación de ciertas disposiciones de la Constitución venezolana.

La oficina de comunicación de Guaidó dijo que el equipo legal de la junta administradora ad hoc de PDVSA buscará apelar la decisión que consideró como “injusta”, reseñó Reuters.

No obstante, la manera en que el opositor gestionó una situación tan delicada ha sido criticada, ya que en lugar de ir a una negociación, Guaidó decidió demandar.

“Tanto que se le dijo al equipo de Guaidó que no demandara y que buscara un acuerdo. Pero los autores de los hunger bonds creían que se la estaban comiendo. Podrá haber licencia y apelación pero en el futuro Citgo ya no será venezolana. Soberbios!”, escribió en su Twitter la periodista especializada en finanzas, Blanca Vera Azaf.

Por su parte, el economista venezolano Francisco Rodríguez, aseguró que la decisión “es consecuencia esperable de una conducta irracionalmente hostil hacia los mercados financieros por parte de representantes del gobierno interino”.

Además, en agosto de este año se dio a conocer que diputados opositores avalaron bajo cuerda los bonos con que Maduro hipotecó Citgo. La información la dio Xin Xu, gerente de Ashmore y principal tenedor de los Bonos 2020 en una declaración jurada en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

La protección de Trump

Citgo aún no caerá en manos de los acreedores gracias a las medidas protectoras del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Este mes el organismo ordenó que la protección se extendía hasta el 21 de enero de 2021, este recurso aplicado bajo la presidencia de Donald Trump es lo único que se interpone entre los acreedores y la nueva decisión del juzgado federal de Nueva York. Sin embargo, si esto vence o se acaba, la transferencia de Citgo será inminente.

La explicación también la hace la periodista Blanca Vera Azaf ya que las consecuencias serán las mismas, solo se está aplazando el tiempo de ejecución.

Pdvsa queda entre la espada y la pared tras el mal manejo que le dio el chavismo durante más de dos décadas. El robo que hicieron sus gobernantes por los ingresos petroleros incluso los ha llevado a recurrir a otros ingresos más rebuscados o ilegales, como el hecho de vender petróleo lejos de las costas del país. La decisión en Nueva York acorrala aún más el futuro de una empresa saqueada por quienes la controlaban.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.