Maduro habría pactado con España “la salida” de Leopoldo López

venezuela headline news

Leopoldo López se mantenía en calidad de huésped en la Embajada de España en Caracas desde el 30 de abril de 2019, tras el fracaso de la «Operación Libertad». (Archivo)

Seis años después de la prolongada jornada de protestas dirigida por Leopoldo López contra el régimen de Nicolás Maduro, «la salida» se concretó. Pero no «La Salida» de la dictadura, como se bautizó a este movimiento que se mantuvo en las calles durante un mes. Por ahora, solo se ha concretado «la salida» de Leopoldo López.

El dirigente opositor venezolano abandonó la residencia del embajador de España en Caracas, donde se mantenía en calidad de huésped desde el 30 de abril del año pasado, tras el fracaso de la «Operación Libertad», informó este sábado el diario El Mundo, de España. A esta información se le suma un detalle importante. El régimen de Nicolás Maduro y el gobierno español estaban al tanto de todo y permitieron que ocurriera, según confirmaron fuentes a PanAm Post.

Se trata de una de las últimas gestiones del embajador Jesús Silva, quien será reemplazado por Juan Fernández Trigo, actual embajador de España en Cuba. Según informó hace un mes la prensa española, la ministra de Asuntos Exteriores del gobierno de Pedro Sánchez, Arancha González, aprobó el cambio de ocho embajadores en la región de América Latina y el Caribe, entre ellos el de Venezuela.

Leopoldo López se fue por el cambio de embajador

El cambio de embajador fue la razón que llevó a Leopoldo López a tomar esta decisión. La información a la que tuvo acceso PanAm Post indica que el fundador del partido Voluntad Popular manifestó al embajador Jesús Silva su deseo de irse. El diplomático español se comunicó con el Palacio de Miraflores para notificar la situación, y Nicolás Maduro dio el visto bueno.

Jesús Silva fue designado como embajador en Caracas en 2017 por el gobierno de Mariano Rajoy. El cambio de embajador se dio a conocer en medio de la fallida negociación entre Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, y el régimen de Maduro, para lograr el envío de una misión de observación electoral a Venezuela para avalar las elecciones parlamentarias. El acuerdo no fue posible debido a la negativa del chavismo de aplazar los comicios.

Estas conversaciones contaban con el respaldo de La Moncloa. El presidente el gobierno español, Pedro Sánchez, se reunió con Borrell horas antes de que la delegación que negociaría con Maduro partiera a Caracas. Al día siguiente circuló la noticia sobre el cambio de embajador.  Juan Fernández Trigo, quien sustituirá a Jesús Silva, según reveló Europa Press, ejerce como embajador en Cuba desde 2018, tras haber sido designado por Josep Borrell, cuando este se desempeñaba como ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Pedro Sánchez.

La cercanía del nuevo representante diplomático con los socialistas españoles parece no haberle dado confianza a Leopoldo López para continuar hospedado en la embajada. Sin embargo, la Cancillería española había asegurado que no cambiaría el status a López con el relevo de embajador.

La «Operación Libertad» de Leopoldo López

Según la información divulgada por El Mundo, López habría escapado por la frontera con Colombia. Se espera que su destino final sea España, donde se encuentra su esposa, Lilian Tintori, junto con sus hijos. La familia del expreso político está residenciada en Madrid, incluyendo a su padre, Leopoldo López Gil, quien fue elegido como eurodiputado por el Partido Popular (PP).

Leopoldo López tiene una condena de casi 14 años, impuesta por la justicia chavista en un juicio amañado. El régimen lo acusa de ser responsable de la violencia generada en la marcha del 12 de febrero de 2014, que dejó un saldo de tres muertos y decenas de heridos. Esta manifestación formó parte del movimiento «La Salida», que se extendió un mes y dejó 43 muertos. Tanto el fiscal de la causa, Franklin Nieves, como la fiscal general para ese entonces, Luis Ortega Díaz, han reconocido que hubo graves irregularidades en el proceso contra López.

El líder del partido que hoy dirige el presidente interino, Juan Guaidó, permaneció tres años y medio preso en la cárcel militar de Ramo Verde y 21 meses bajo arresto domiciliario, gracias a una medida de casa por cárcel. El 30 de abril del año pasado lo liberaron militares que seguían órdenes del general Cristhoper Figuera, quien dirigía para ese momento el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín) y participó en la fallida “Operación Libertad”, que buscaba sacar del poder a Nicolás Maduro y lograr la libertad de Venezuela, pero lo único que logró fue la libertad de Leopoldo López.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.