Los turbios negocios de PDVSA con una empresa asiática para evadir sanciones de EEUU

venezuela headline news

PDVSA ofreció a Tipco descuentos en su crudo Boscan de alrededor de 25 dólares por barril en un envío de 700 000 barriles, (flickr)

PDVSA vuelve al ojo del huracán con un entramado de turbias negociaciones. Ahora en el esquema transacciones para evadir las sanciones de Estados Unidos se sumó la compañía tailandesa Tipco Asphalt, uno de los principales clientes de la estatal petrolera.

De acuerdo con un reportaje de AP, Tipco fungió como un procesador de pagos de facturas a terceros para PDVSA a cambio de recibir grandes descuentos en el precio del petróleo. Para «endulzar» este trato y asegurar un cierre, los ejecutivos de la compañía petrolera se encargaron de ofrecer una oferta difícil de rechazar.

«Cuando los precios internacionales del crudo rondaron los 41 dólares este verano, PDVSA ofreció a Tipco descuentos en su crudo Boscan de alrededor de 25 dólares por barril en un envío de 700 000 barriles, según un resumen de cuatro páginas de la propuesta, dirigida al director de operaciones de Tipco», reseña la nota de AP.

Según la fórmula de precios de Venezuela para Asia, los descuentos por la mezcla de crudo similar al alquitrán que trabaja Tipco ronda un descuento de alrededor de ocho dólares por barril. Lo prometido por PDVSA triplicaba este valor. Sin embargo, no se aclara si Tipco aceptó la propuesta.

Las operaciones mediante Tipco para llevar a cabo los pagos a proveedores de PDVSA iniciaron el 10 de enero de 2020, según reportes de AP. Este arreglo le permitió a la compañía petrolera mover sigilosamente cientos de millones de dólares. Una estrategia más para evadir las sanciones punitivas de Estados Unidos.

Los beneficiarios en tratos difusos con PDVSA

Al menos 100 compañías recibieron cientos de millones de dólares desde principios de 2019 de este modo. Entre los favorecidos estuvo el bufete de abogados Dentons, que recibió un pago de Tipco por 7,5 millones de dólares debido a su trabajo en una serie de casos abiertos de PDVSA, según muestran los registros.

Del mismo modo, AP reseña que a principios de este año, PDVSA envió una carta a Tipco indicándole que transfiriera 544 000 dólares a Dentons Europe CS deducidos de lo que le debía por una entrega de crudo.

«Tres días después, los fondos fueron depositados en la cuenta de Dentons en Akbank, uno de los bancos más grandes de Turquía. El recibo de la transferencia electrónica que la confirma enlista un número de recibo que coincide con el que Pdvsa le envió a Tipco, aunque no se menciona a Venezuela en el registro financiero», se indica en el artículo.

La propia OPEP, el cartel petrolero que Venezuela ayudó a fundar en 1960, recibió al menos 2,3 millones de dólares en cuotas a través de Tipco, según los documentos examinados por AP.

Sumados a estos beneficiarios, también hay compañías navieras con barcos petroleros registrados en jurisdicciones famosas por ser paraísos fiscales. Del mismo modo, se involucran pequeñas empresas venezolanas con cuentas bancarias en Rusia y Turquía.

Tareck El Aissami, «El Terminator»

El nombre de Tareck El Aissami, uno de los principales personeros del chavismo sancionado por Estados Unidos, salió a relucir en estas operaciones. Los reportes obtenidos por AP indican de un distribuidor para Kamaz, un fabricante ruso de camiones parcialmente de propiedad estatal, recibió pagos por 10,2 millones de dólares por docenas de autobuses y chasises vendidos hace años, cuando Venezuela era su principal mercado regional.

Entre los compradores se encontraba el Gobierno del estado Aragua. El Aissami ejercía como gobernador de la entidad en aquel entonces. Hoy ocupa el cargo de ministro de Petróleo de Venezuela.

«Nos pidieron alternativas, así que acordamos una cuenta en euros en vez de dólares», dijo un representante de Kamaz Latinoamérica S. A. bajo condición de anonimato, ya que la compañía todavía espera recibir la otra mitad del pago que se le adeuda. Nunca se informó que Tipco era quien llevaba a cabo dicho pago.

Ahora, al frente de Petróleos de Venezuela, las gestiones de El Aissami han sido improductivas desde todos los ángulos. La producción sigue desplomándose a niveles no vistos desde la década de 1920 y quienes se encuentran como sus subordinados le apodan “El Terminator” por su papel para destruir lo que queda de la industria, según un exproveedor que habló con AP bajo condición de anonimato para evitar represalias.

Los riegos de pactar con el régimen venezolano

Los daños que puede conllevar estos tratos con el régimen venezolano no son pocos. Tipco Asphalt estaría en la mira de Estados Unidos para también ser sancionada por llevar a cabo operaciones con una empresa sancionada por la administración norteamericana.

«Procesar pagos para una empresa sancionada también podría impulsar una investigación de fraude criminal o lavado de dinero contra Tipco en los Estados Unidos si estuvieran involucradas instituciones financieras o empresas estadounidenses», dijo el exfuncionario del Departamento del Tesoro, David P. Weber.

Esta presión incesante hecha por Estados Unidos dio sus frutos. El 11 de septiembre Tipco anunció que frenaría la compra de crudo a Venezuela. Las razones fueron estrictamente relacionadas con las presiones de la administración Trump.

Posteriormente, Tipco tuvo que emitir una declaración ante la Bolsa de Valores de Tailandia. Allí explicó que fue contactada por primera vez por la Embajada de los Estados Unidos en Tailandia en diciembre de 2019, y un mes después les proporcionó a los diplomáticos estadounidenses una explicación por escrito de sus compras a Venezuela.

En agosto también fue contactada nuevamente por el Departamento de Estado. Allí la advertencia fue más sensible y se explicó la posibilidad de que la compañía pudiera estar sujeta a sanciones de Estados Unidos si no cancelaba sus compras para finales de noviembre.

Ante este pronunciamiento, el desplome de sus acciones fue del 40 %.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.