Los obstáculos de Pdvsa en 20 años de inoperancia socialista

venezuela headline news

Hace 12 años Pdvsa producía 3,2 millones de barriles por día. Actualmente promedia 400 mil. Foto: Archivo.

La estatal petrolera Pdvsa, otrora gallina de los huevos de oro de Venezuela, sufre hoy las consecuencias del mal manejo que el chavismo le ha dado en más de 20 años.

Refinerías sin funcionar, instalaciones inservibles y poca producción para exportación es el legado del régimen que ha invertido poco y saqueado mucho.

Para ilustrar la caída de la industria petrolera venezolana vale la pena referir que hace 12 años su producción era de 3,2 millones de barriles por día; actualmente se promedia 400 000 barriles diarios, indicó DW.

Venezuela, considerado uno de los principales países petroleros y reconocido por la OPEP, ahora depende de la gasolina iraní para abastecerse, mientras que ha visto caer sus exportaciones de crudo a niveles decepcionantes.

Las refinerías sin funcionar

En el país sudamericano existen seis refinerías: Amuay, Bajo Grande y Cardón (que conforman el Centro de Refinación de Paraguaná), además de El Palito (estado Carabobo) Puerto La Cruz y San Roque (estado Anzoátegui), conforme reseñaba en 2011 el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Estas instalaciones, especialmente Amuay, Cardón y El Palito, aparecen continuamente en las noticias, porque una y otra vez activan y desactivan su producción,  simulando más un juego de azar.

La semana pasada, la refinería de Cardón —con capacidad de 310 000 barriles por día pero que solo produce 25 000 bpd— se detuvo nuevamente por una falla en la denominada unidad de craqueo catalítico.

“Sí, paralizó ayer la catalítica, por unos problemas con unos equipos. Están buscando solucionar. Pudiera repararse en unas horas pero no tienen los repuestos todavía”, dijo a Reuters el líder sindical Iván Freites. “Estimamos que se deben tardar unos tres días con la catalítica”, agregó.

Un día después, la refinería volvía a retomar actividades, pero fue poca la alegría y para el 20 de octubre se volvía a paralizar, supuestamente por una tormenta eléctrica.

Recientemente, la refinería El Palito sufrió un incendio en su unidad de craqueo catalítico, lo que paralizó la producción de gas doméstico y combustible. El director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Eudis Girot, declaró que el retraso será de 20 días mientras se realizan las labores para corregir la falla.

Sin dejar de mencionar que la refinería Amuay en el año 2012, sufrió una explosión que dejó 55 muertos y 156 heridos, una tragedia que pudo haberse evitado si se tomaban en cuenta las advertencias sobre falta de inversión, las escasas condiciones de seguridad para el personal y la poca atención a los planes de prevención.

Dependencia a la gasolina iraní

El régimen venezolano ha recurrido a la gasolina iraní a raíz de la nula producción nacional. A inicios de octubre entró en aguas venezolanas un tercer buque proveniente de Irán con 234 000 barriles de combustible.

La llegada de la embarcación se produjo a pesar de las sanciones que Estados Unidos impuso al régimen de Maduro. El pago por este recurso es nada más y nada menos que oro venezolano.

«Dimos gasolina a Venezuela y recibimos lingotes de oro y trajimos el oro con aviones a Irán para evitar cualquier incidente durante el tránsito», dijo esta semana Seyyed Yahya Safavi, asistente y Alto Consejero del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Irán, a la agencia de noticias Mehr, según Infobae.

Con estas medidas fugaces, Nicolás Maduro ha intentado apaciguar el calvario que sufren actualmente —en todo el país— los venezolanos, en kilométricas filas que se extienden a días de espera para surtir combustible.

Barco a la deriva

Vale la pena tocar otras aristas de la golpeada Pdvsa, y son las instalaciones y barcos que se han visto desmejorados con el paso del tiempo.

Lo más reciente, fue la instalación de almacenaje flotante de crudo llamada “Nabarima” anclada en el océano Atlántico que tiene a bordo 1,3 millones de barriles de crudo. La presencia del barco en estas aguas ha generado numerosas denuncias en las últimas semanas sobre la posibilidad de que zozobre, reseñó Efe.

«Este es el Barco Nabarima, con mas de un millón de barriles de petróleo. Está a punto de originar una catástrofe ambiental en una zona tan vulnerable como el Golfo de Paria», publicó el diputado opositor Robert Alcalá en Twitter, donde mostró un video de la embarcación.

El legislador compartió un vídeo que muestra una embarcación en el mar, inclinada hacia un lado y sujetada por unas cuerdas en ambos lados, y aseguró que se trata del Nabarima.

Por su parte, Eudis Girot enumeró todas las fallas que presenta el buque a raíz del poco mantenimiento.

Volver a la privatización

En enero de este año se dio a conocer que Maduro estaría negociando privatizar la petrolera Pdvsa por falta de dinero para reflotarla. De acuerdo a lo informado por Bloomberg, representantes de Maduro han mantenido conversaciones con la rusa Rosneft PJSC, con Repsol SA de España y con Eni SpA de Italia.

La idea es permitirles hacerse cargo de las propiedades petroleras controladas por el régimen de Nicolás Maduro y reestructurar parte de la deuda de la compañía estatal, Petróleos de Venezuela, a cambio de activos, según personas con conocimiento del tema.

No obstante, para que Maduro acceda a ese recurso, primero debe estar avalado por la Asamblea Nacional.

«Todo debe hacerse con licitaciones. No puede el presidente asignar a dedo contratos porque quienes reciban estos contratos quedarían desprotegidos jurídicamente. Por lo tanto, yo no creo que ninguna empresa esté dispuesta a correr los riesgos de hacer una inversión que después pudiese ser desconocida por no haberse cumplido con los pasos previstos por la Constitución de Venezuela y las leyes», declaró a ABC el economista venezolano, José Toro Hardy.

Todo parece indicar que a Pdvsa aún le queda un largo camino por recorrer, con consecuencias a largo plazo por la negligencia de quienes la dirigen.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.