Leopoldo López destapa su lado socialista: ahora quiere reunirse con Pablo Iglesias

venezuela headline news

Leopoldo López dijo recientemente que estaba dispuesto a participar en unas elecciones con Maduro. (Archivo)

El político venezolano Leopoldo López no abandona el discurso de conciliación con el socialismo que comenzó a delatarlo en días recientes. Ahora contempla reunirse con Pablo Iglesias, el líder del partido de extrema izquierda, Podemos, vinculado con el chavismo.

López asevera que está dispuesto a reunirse con el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, como «con cualquier persona y organización que esté dispuesta a aportar soluciones para Venezuela».

Sin embargo, genera dudas qué tantas «soluciones» puede aportar Iglesias, tomando en cuenta su historial de negocios con el chavismo. Además, Iglesias viene de sostener en Bolivia una reunión clandestina con el canciller chavista, Jorge Arreaza.

«Cualquier persona que se llame o se asuma como demócrata entienda que el caso de Venezuela es un caso en el que hay que cerrar filas para salir del dictador y poder darle la oportunidad a los venezolanos para que sean ellos los que elijan libremente», expresó López en entrevista con el canal Antena 3, reseña el portal Europa Press.

A juicio de López, más allá de «diversidad ideológica», debe haber un «compromiso unitario» de los demócratas sobre la causa de Venezuela, porque «no tiene que ver con la ideología sino con la libertad y con un opresor, un tirano».

Es decir, López se refiere a Iglesias como un «demócrata». Uno que olvida el pluralismo y la tolerancia al atentar contra los partidos opositores, tildándolos de «apátridas» y de estar de parte «del lado de buitres y especuladores».

Esta lluvia de descalificativos la lanzó Iglesias contra el partido Vox en mayo de este año durante una sesión del Congreso español. Es solo una muestra de la personalidad del secretario general de Podemos.

El encuentro con Pedro Sánchez

Durante la entrevista, el político opositor también se refirió al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y al hecho de que no lo recibió en La Moncloa, sino en la sede del partido PSOE, lo cual pareció un intento de Sánchez por restarle importancia a la reunión.

«Donde me hayan recibido para mí no es lo más relevante», dijo López. Añadió que la reunión fue «muy buena» y le quedó clara la «empatía por la causa de la libertad y la situación trágica que se vive en Venezuela».

Agregó que también se reunió con los presidentes del PP, de Vox y de Ciudadanos, «todos ellos muy conscientes de la crisis».

El político opositor se dirigió a la ciudadanía española y les dijo «aprecien lo que tienen, el Estado de Derecho y el espíritu de servicio público».

La agenda paralela de Iglesias

La reunión entre Iglesias y Arreaza ocurrió en el viaje que ambos hicieron a Bolivia para el acto de posesión del presidente de Bolivia, Luis Arce, informó VozPópuli.

Se desconoce los temas que conversaron en el encuentro, sin embargo, esta agenda paralela fue rechazada por el ministerio de Asuntos Exteriores, dirigido por Arancha González Laya y por la Organización de Estados Americanos (OEA) que calificó el encuentro como “verosímil».

El medio añade que los círculos diplomáticos españoles ven con preocupación los intereses paralelos de Iglesias que tendrían como objetivo impulsar acciones en  América Latina.

Por si fuera poco, Pedro Sánchez estaría dando el visto bueno a esta iniciativa, aunque no es de extrañar tomando en cuenta los guiños que el presidente del gobierno español ha tenido con el chavismo.

Chavismo, dinero y secretos

Es válido hacer un breve recuento de quién es Pablo Iglesias y las numerosas veces que se ha relacionado con el chavismo a cambio de favores monetarios.

Un documento oficial año 2008 firmado por el entonces ministro de Finanzas, Rafael Isea, revela que Hugo Chávez pagó alrededor de siete millones de dólares a dirigentes Podemos con el objetivo de extender el «movimiento bolivariano» en España, indicó El Confidencial.

La partida de casi siete millones se distribuía en varios pagos: uno en 2008, en el que el CEPS recibiría $2,49 millones de dólares (1,64 millones de euros de entonces), y otro periodo entre 2009 y 2012, cuando se abonarían $4,2 millones de dólares (unos 2,83 millones de euros).

En el año 2019, Iglesias no pudo negar la investigación de Ok Diario, que revelaba uno de tantos pagos que habría recibido del gobierno chavista de Venezuela.

Al no tener fundamentos que comprobaran su inocencia, Iglesias perdió el juicio contra el diario y fue obligado a pagar las costas del procedimiento judicial.

El reportaje ponía en evidencia un pago por $272 325 dólares a una cuenta del banco Euro Pacific ubicado en el paraíso fiscal de Granadinas, indicó Ok Diario.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.