Duro golpe al ELN: cae abatido alias ‘Uriel’, cabecilla de la narcoguerrilla

venezuela headline news

Andrés Felipe Vanegas Londoño alias ‘Uriel’ era el tercer jefe del frente de Guerra Occidental del ELN. (Archivo)

El gobierno colombiano abatió este domingo a Andrés Felipe Vanegas Londoño, alias ‘Uriel’, uno de los principales cabecillas de la narcoguerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). El presidente Iván Duque anunció desde el departamento del Chocó que esta “impecable acción” se logró gracias a un trabajo de inteligencia compartida entre la Policía Nacional, el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada.

“En esta operación cayó un criminal peligroso que era responsable de delitos como el secuestro, el asesinado de líderes sociales, la persecución y el hostigamiento a poblaciones, el asesinato de soldados y policías; y también de conformar y estimular el reclutamiento de menores y tratar de buscar que se vincularan jóvenes de distintas ciudades a la organización de apoyo al ELN”, dijo el mandatario colombiano en un video divulgado en su cuenta en Twitter.

Alias ‘Uriel’ se desempeñaba como comandante político del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN, que tiene su centro de operaciones en el Chocó. Se le adjudica el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá, que dejó 23 muertos y 68 heridos el 17 de enero de 2019. Entre los fallecidos en este ataque terrorista se encuentran 22 cadetes y el conductor del carro bomba, quien se inmoló para cometer el crimen, un hecho sin precedentes en la historia de Colombia.

“Este es un golpe de suma importancia, porque ha caído una de las figuras más visibles de esta organización terrorista, pero además un delincuente que utilizaba las redes sociales para hacer apología del delito”, agregó Iván Duque.

La Operación ‘Odín’

Luis Fernando Navarro, comandante general de las Fuerzas Militares, señaló que la Operación ‘Odín’, en la que cayó abatido alías ‘Uriel’ es una clara demostración de la estrategia del gobierno para combatir estas organizaciones que atentan contra la seguridad de los colombianos.

“Estas capacidades que hemos empleado en el día de hoy demuestran organización, demuestran entrenamiento, demuestran un Estado que equipa a sus hombres con tecnología de punta para lograr ubicar a estos bandidos que se esconden en lo profundo de la selva del Chocó”.

La autoridad militar explicó que la operación fue posible gracias a la estrategia desplegada que les permitió infiltrase en la selva durante varios días, hasta ubicar y discriminar claramente el objetivo. Aclaró que esta operación estuvo amparada por los principios del derecho internacional humanitario y las leyes del Estado colombiano.

Células urbanas del ELN en protestas 

Hace justo un mes, alias ‘Uriel’ confirmó a través de un audio divulgado en las redes sociales la participación de células urbanas del ELN en las protestas ocurridas recientemente tras la muerte de Javier Ordóñez a manos de dos policías el pasado 9 de septiembre, y que terminó con el ataque a 54 Comandos de Acción Inmediata (CAI) de la policía en un solo día, según el Ejército colombiano. Las violentas jornadas de protestas dejaron un saldo de 10 personas muertas y 403 heridos, 209 civiles y 194 policías.

Alias Uriel también fue el responsable del secuestro de seis personas (tres policías, un soldado y dos civiles) en 2018. Durante las negociaciones que inició el gobierno colombiano con esta guerrilla, de las cuales fue excluido, alias ‘Uriel’ se negó a apoyar la liberación de secuestrados por el ELN, principal exigencia del Gobierno. A raíz del atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, el presidente Iván Duque sepultó los diálogos de paz con esta guerrilla, iniciados por su antecesor, Juan Manuel Santos.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.