Denuncia de fraude suma otra pieza: nexos entre el gobernador de Georgia y Dominion

venezuela headline news

la demanda de Powell también alcanza a otros miembros de la junta electoral, entre ellos David Worley, Rebeca Sullivan y Matthew Mashburn.  (Flickr)

La abogado Sidney Powell presentó este miércoles una demanda en Georgia que alega fraude electoral. Esto inicia la serie de procedimientos legales que se avizoraban, una vez que la jurista se distanciara del equipo del presidente Donald Trump.

En el documento Powell acusa al gobernador del estado, el republicano Brian Kemp, así como también al secretario de estado y presidente de la Junta Electoral de esa jurisdicción, Brad Raffensperger, de haber recibido dinero para presuntamente permitir la contratación con Dominion Voting Systems, la compañía que ha sido denunciada por el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, de «arreglar» las votaciones.

La presentación de esta denuncia en Georgia surge luego de que el estado certificara sus resultados electorales, tras un recuento manual de los cinco millones de votos emitidos en las elecciones. Sin embargo, la campaña de Trump solicitó un nuevo recuento que está en marcha y concluirá el 2 de diciembre.

La demanda de Powell también alcanza a otros miembros de la junta electoral, entre ellos David Worley, Rebeca Sullivan y Matthew Mashburn.

En el documento reflejado en el sitio denominado «Defending the Republic» (Defendiendo a la República) se alegan múltiples violaciones constitucionales, así como también se citan a expertos, testigos de hechos e improbabilidades estadísticas dentro de los resultados.

El fin de los demandantes es anular la certificación de los resultados de las elecciones de 2020 en Georgia. Para ello, se hace alusión a problemas con la maquinaria electoral estatal tan graves que “como mínimo, se deben descartar 96 600 votos”, según el documento.

La presentación también exige que las autoridades “anulen los resultados de las elecciones generales de 2020 que concluyeron fraudulentamente donde el señor Biden derrotó al presidente Trump por 12 670 votos”.

De la misma forma, la intervención de la compañía Dominion y su supuesto arreglo con las autoridades republicanas mencionadas anteriormente, también es repasado en el escrito que Powell dio a conocer:

El fraude masivo comienza con el software y hardware electoral de Dominion Voting Systems Corporation («Dominion») recientemente comprado y puesto en uso rápidamente por el gobernador Brian Kemp, el Secretario de Estado, Brad Raffensperger y la Junta Electoral de Georgia.

Se utilizaron máquinas de votación Sequoia en 16 estados y el distrito de Columbia en 2006.

Smartmatic, que tiene ingresos de unos 100 millones de dólares, se centra en Venezuela y otros mercados fuera de EE. UU. Después de vender Sequoia, el director ejecutivo de Smartmatic, Anthony Mugica, dijo que esperaba que Smartmatic trabajara con Sequoia en proyectos en los EE. UU., aunque Smartmatic no tomaría una participación accionaria».

Smartmatic y Dominion fueron fundados por oligarcas extranjeros y dictadores para asegurar el llenado computarizado de las boletas y la manipulación de los votos para cualquier nivel necesario para que el dictador venezolano Hugo Chávez nunca perdiera otra elección. En particular, Chávez «ganó» todas las elecciones a partir de entonces.

Twitter y su insistencia por frenar las acusaciones de fraude

La demanda proliferada en las redes fue censurada en primer lugar por Twitter, que justificó dicha acción como una «medida de seguridad» para bloquear enlaces que se consideren maliciosos y se utilizan para robar información personal, engañar al usuario o violen las reglas de Twitter, especificó Fox Business.

Posteriormente la compañía revirtió dicha acción. Sin embargo, esta no es la primera vez que ocurre un «castigo» por parte de Twitter. Tanto esta compañía, propiedad de Jack Dorsey, como Facebook y Google, han sido criticadas en los últimos meses por legisladores republicanos. Argumentan que estas plataformas marcan de manera injusta las publicaciones de conservadores.

Lo sostenido por los republicanos tiene fundamento. De hecho, Dorsey testificó a inicios de noviembre que entre el 27 de octubre y el 11 de noviembre Twitter etiquetó o eliminó 300 000 publicaciones  tachados como «tweets falsos o engañosos» sobre las elecciones.

Más de 50 tuits del presidente Trump han sido etiquetados desde el día de las elecciones.

La mano de Dominion en las elecciones presidenciales

La empresa Smartmatic actúa en Estados Unidos de la mano con Dominion Voting Systems. Esta compró la tecnología de la empresa a través de su filial Sequoia, indica American Thinker.

Dominion ha recibido críticas por irregularidades y fue señalada este jueves por el presidente Donald Trump, quien dijo que «Dominion eliminó 2,7 millones de votos de Trump a nivel nacional. El análisis de datos encontró que 221 000 votos de Pensilvania fueron cambiados de Trump a Biden. 941 000 se eliminaron. Los estados que utilizaron el sistema de votación Dominion cambiaron 435 000 votos de Trump a Biden»

Por su parte, Dominion niega los vínculos con Smartmatic, aunque en un momento le permitió comercializar su misma tecnología en el extranjero en lugares donde Dominion no hacía negocios, especifica la nota de American Thinker.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.