Demócratas y republicanos coinciden en algo: elecciones de Maduro son fraudulentas

venezuela headline news

El senador republicano, Marco Rubio, fue uno de los firmantes de la resolución contra el fraude de Maduro. (Archivo)

Washington, 20 oct (EFE).- Un grupo de senadores de Estados Unidos denunció este martes los esfuerzos de Nicolás Maduro de celebrar el próximo 6 de diciembre unas «elecciones legislativas fraudulentas«. Pese al calor de la campaña, demócratas y republicanos coincidieron en algo a dos semanas de las elecciones.

En una resolución, presentada por los senadores Bob Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano), los legisladores pidieron, en cambio, que se lleven a cabo, «lo antes posible», votaciones presidenciales y legislativas en Venezuela «de acuerdo con las normas internacionales para procesos electorales libres, justos y transparentes, incluida una observación electoral internacional creíble».

«Esta resolución envía un claro mensaje bipartidista que rechaza este último esfuerzo por burlarse de la diezmada democracia de Venezuela», afirmó Menéndez, citado en un comunicado.

Su colega Rubio se pronunció en la misma línea, al indicar que «nadie debe engañarse: el objetivo de Maduro a través de estas llamadas elecciones legislativas es silenciar las voces de los miembros de la Asamblea Nacional, elegida democráticamente».

Además, la iniciativa, copatrocinada por los senadores Ted Cruz (republicano), Dick Durbin (demócrata), Rick Scott (republicano), Ben Cardin (demócrata) y Tim Kaine (demócrata), pidió al régimen de Maduro «que cese su campaña de persecución sistemática contra los partidos políticos independientes de Venezuela y sus dirigentes».

De igual forma, solicitó la liberación inmediata de los «prisioneros políticos», que el régimen venezolano facilite el acceso de las organizaciones humanitarias «y ponga fin a su campaña de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias de opositores políticos».

La dura diplomacia de Trump contra el régimen

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, fue el primero en reconocer, en enero de 2019, al líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela. Al mismo tiempo rechazó la administración de Maduro, que en respuesta rompió relaciones diplomáticas con Washington.

Carlos Vecchio, enviado de Guaidó en Estados Unidos, agradeció este martes a los senadores «su consecuente apoyo bipartidista a la causa libertaria de Venezuela».

«Como señalan, la votación del 6 de diciembre convocada por el dictador Maduro es un fraude», agregó Vecchio en un mensaje en su cuenta de Twitter.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.