Defensa de Álex Saab recurre a la ONU para frenar extradición a EEUU

venezuela headline news

En agosto, un tribunal de Cabo Verde aprobó la extradición de Alex Saab a Estados Unidos (Diseño Panam Post/Archivo)

La defensa del colombiano Álex Saab incrementa la pulseada para frenar su inminente extradición a Estados Unidos.

La estrategia se centra en mover sus fichas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y apelar al tema de la «seguridad de su cliente» en su estancia en Cabo Verde, África.

El bufete del exjuez español Baltasar Garzón pidió al relator especial de la ONU, Diego García-Sayán, interceder con Cabo Verde para garantizar los derechos de Saab, de acuerdo con Efe.

Actualmente García-Sayán hace relatoría para la ONU sobre la independencia de jueces y abogados.

La defensa de Álex Saab busca «solicitar comunicación urgente hacia el Gobierno de la República de Cabo Verde en relación con los obstáculos que ha puesto arbitrariamente en la realización de nuestra práctica profesional como abogados del equipo de defensa».

Los últimos cartuchos de Baltasar Garzón

En general, la petición al relator habla de una serie de hechos con los que el bufete pretende tachar el caso como una «vulneración de derechos humanos».

En la misiva se le da carácter de Enviado Especial y agente diplomático a Saab.

El tema de la salud no se hizo esperar en la larga exposición de motivos que contiene el documento. El equipo legal aprovechó para aludir una supuesta situación «inhumana y degradante» en la que habría estado inmerso Saab.

Este argumento ha sido desmentido de manera frecuente y metódica tanto por el Gobierno de Cabo Verde, que lo tiene tras las rejas, al igual que EEUU, que también fue acusado por el colombiano de torturarlo.

La Contraloría de Cabo Verde constató en agosto, tras una carta expuesta por El Mundo, que el propio Saab se habría estado mutilando, para indicar supuestas agresiones por parte de agentes norteamericanos.

El Departamento de Estado de EEUU se defendió al argumentar que unas acusaciones tan desmesuradas no eran sino una táctica del detenido para influir de manera negativa en la definición del proceso de extradición en Cabo Verde.

El comunicado señalaba en aquel entonces que «las afirmaciones de Álex Saab de que está siendo torturado son demostrablemente falsas (…). Está bien documentado que tanto Saab como el régimen de Maduro han lanzado una agresiva campaña de mentiras y desinformación en un intento de influir en el proceso legal de Cabo Verde y la opinión pública internacional»,

Teñir el caso de política

El equipo legal también maneja el recurso del juego político para socavar las intenciones del Gobierno caboverdiano de extraditar a Saab. Afirma que el barranquillero, de 48 años, es solo un peón más en el juego de poder en el que están inmersos Estados Unidos y Venezuela.

«Esta detención es fruto de una clara persecución política, la cual se enmarca en la agresión diplomática de Estados Unidos contra Venezuela», agregó el equipo legal, según Efe.

Los abogados de Saab esperan que el relator especial haga un «llamamiento urgente» a Cabo Verde «para informarle de las vulneraciones al debido proceso» en este caso.

Omiten que el colombiano fue detenido en un viaje que pretendía sellar pactos con Irán para evadir sanciones de EEUU, así como también operaciones ilícitas a través de varias empresas vinculadas con el régimen venezolano.

Maduro y su preocupación por la extradición de Álex Saab

El colombiano Álex Saab es señalado como testaferro de Nicolás Maduro. La Justicia estadounidense le atribuye el blanqueo de al menos 350 millones de dólares en complicidad con el chavismo.

El desfalco se dio mediante las operaciones fraudulentas dentro de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), diseñado para la distribución de alimentos subvencionados a la ciudadanía venezolana.

En agosto, un tribunal de Cabo Verde aprobó la extradición de Álex Saab a EEUU. Su rendición de cuentas ante la Justicia estadounidense es inminente y esto preocupa a su socio Nicolás Maduro.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.