Debilidad comunista: hijo de Joe Biden buscaba un negocio con China que incluía a Venezuela

venezuela headline news

Joe Biden y Nicolás Maduro tuvieron un cordial encuentro el 1 de enero de 2015 en Brasil. (Cancillería régimen venezolano)

Hunter Biden, hijo del candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, parece haber encontrado en los regímenes comunistas una oportunidad de negocios, sin importarle la opresión de los pueblos y el riesgo de expansión del totalitarismo.

Una propuesta comercial presentada por el consorcio Biden a la compañía de energía CEFC China Energy dada a conocer por el Daily Caller News Foundation revela cómo, usando a Colombia como puente, se planteaba una inversión en un oleoducto desde Venezuela, lo cual no podría haberse concretado sin la aprobación del régimen de Nicolás Maduro.

El documento de 42 páginas en el que se presenta un esquema de inversión a la empresa CEFC China Energy incluye un apartado titulado: Colombia, la puerta de entrada a América Latina. En este capítulo se propone invertir en un campo petrolero colombiano y en un oleoducto que envíe petróleo desde Venezuela al puerto de Buenaventura, en la costa del Pacífico de Colombia.

De Venezuela al Pacífico colombiano

Hunter Biden y otros cuatro empresarios, incluido su tío James Biden, conformaron un consorcio al que llamaron SinoHawk. A través de este buscaban un acuerdo de inversión inicial por 10 millones de dólares con CEFC China Energy.

En la propuesta presentada a la empresa el 15 de mayo de 2017 identificaban varias oportunidades de negocios. Una de ellas era comercializar con petróleo venezolano a través del Pacífico colombiano. Destacaban que el puerto de Buenaventura podría ser “muy atractivo” para la compañía china porque le permitía evitar el paso a través del Canal de Panamá.

“Tenemos un gran proyecto para traer un oleoducto desde Venezuela a este puerto para llenar enormes petroleros que no pueden pasar por el Canal de Panamá y, en consecuencia, deben tomar una larga ruta que aumenta drásticamente los costos”, se lee en la propuesta de inversión presentada por el consorcio dirigido por el hijo y el hermano del candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos.

Santos, el puente entre los Biden, China y Maduro

Para intentar convencer a los empresarios chinos, en la propuesta de venta destacaron la relación amistosa entre Joe Biden, quien se desempeñaba como vicepresidente del gobierno de Barack Obama, y Juan Manuel Santos, presidente de Colombia para ese momento.

Tanto fue el esmero por resaltar dicha relación que incluyeron al inicio del capítulo sobre Colombia una foto de un caluroso apretón de manos entre Biden y Santos. Además, recordaron que Joe Biden felicitó a Santos en 2016 por el acuerdo de paz firmado con la narcoguerrilla de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El periodista colombiano, Gustavo Rugeles, director del portal El Expediente, publicó en su cuenta en Twitter un dato considerado relevante en esta triangulación. Según su información, el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, era el puente de los negocios entre el dictador venezolano, Nicolás Maduro, y su testaferro, el colombiano Álex Saab, detenido en Cabo Verde y a la espera de su extradición a Estados Unidos por lavado de dinero y corrupción. Y agrega que Santos también era el puente entre el hijo de Joe Biden y China.

El partido socialista de Maduro apuesta por Biden

La preferencia de Nicolás Maduro es evidente si se trata de definirse por el demócrata o el republicano. El 1 de enero de 2015, el dictador venezolano y el entonces vicepresidente de Estados Unidos se vieron las caras en Brasil. El corto e informal encuentro estuvo marcado por un cordial apretón de manos y un cruce de sonrisas por un comentario con el que Biden rompió el hielo.

“Con un pelo así, yo podría ser presidente de Estados Unidos”, le habría dicho Biden a Maduro, según un artículo de la Cancillería del régimen venezolano. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) le devolvió el coqueteo cinco años después.

El pasado 4 de septiembre, la cuenta de Twitter de la organización política chavista estuvo divulgando noticias sobre Joe Biden, destacando su propuesta de otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los inmigrantes venezolanos. También republicó citas de Biden en las que calificaba como un “fracaso abyecto” la política del presidente Donald Trump hacia Venezuela.

Bobulinski, el testigo estrella

El informe presentado por Daily Caller News Foundation es parte de los registros que tiene en su poder Tony Bobulinski, exsocio de Hunter Biden. Bobulinski también entregó los documentos a los senadores republicanos que llevan a cabo la investigación.

Ron Johnson, presidente del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, y Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas, presentaron el pasado 23 de septiembre un informe preliminar en el que revelaban pagos millonarios de empresarios chinos y rusos a Hunter Biden por sus negocios cuestionables en el extranjero.

Tony Bobulinski aseguró la semana pasada en una conferencia de prensa que los registros en su poder demuestran que los Biden “sacaron un enorme provecho” de su apellido para asegurarse acuerdos comerciales en el extranjero.

Hace dos semanas, el New York Post reveló una serie de correos electrónicos encontrados en la computadora de Hunter Biden, en los que aparecen presuntas evidencias de sus negocios y la vinculación con su padre, a quien hace referencia en uno de ellos como su “big guy”.

A los pocos días, Bobulinski admitió la autenticidad de los correos y confirmó que el “big guy” mencionado es una referencia al candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, según reseñó el Washington Examiner.

La relación con China y el riesgo de extorsión

Aunque el acuerdo que buscaba Hunter Biden en mayo de 2017 con CEFC China Energy, en el que se involucraba a Colombia y Venezuela, no se concretó, en agosto del mismo año, filiales de esta compañía transfirieron más de 5 millones de dólares al bufete de abogados de Hunter Biden en el transcurso de un año, según se desprende del informe del Senado presentado el 23 de septiembre.

En esa oportunidad, los congresistas republicanos advirtieron sobre el riesgo de extorsión y contrainteligencia que representaba la relación comercial de Hunter Biden con la empresa china. El informe alertaba que el presidente de la compañía, Ye Jianming, tiene vínculos con el Ejército Popular de Liberación y con el Partido Comunista Chino.

Will Chamberlain, abogado y editor en jefe de Human Events, reveló en ese momento en su cuenta en Twitter que de los casi 6 millones de dólares que recibió Hunter Biden del millonario chino Ye Jianming, a través de su bufete, 1 millón correspondían a representación legal para Patrick Ho Chi Ping, socio de Ye Jianming.

Este martes, Donald Trump Jr. divulgó en su cuenta en Twitter un audio en el que Hunter Biden revelaría estar en sociedad con el “jefe de espías chino” y además admitiría que su padre lo sabía. En el audio que se le atribuye a Hunter Biden se menciona el nombre de una persona que identifica como su socio: Patrick Ho.

Se trata de la misma persona que hace poco más de un mes señalaba Will Chamberlain como el socio del presidente de CEFC China Energy, a quien el hijo del candidato demócrata le habría prestado servicios de representación legal por 1 millón de dólares.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.