Cuba regresa a la lista negra de EEUU por patrocinar el terrorismo

venezuela headline news

El país sufrirá más sanciones gracias al apoyo de la dictadura al terrorismo. (EFE)

Cuba regresó a la lista de patrocinadores del terrorismo que elabora Estados Unidos. La decisión ya está tomada por el Gobierno de EE. UU. y aprobada por el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El Gobierno de Donald Trump estudiaba la posibilidad desde el mes pasado, ya que el país bajo la dictadura de los Castro, sigue alojando y apoyando terroristas. Gracias a esta actitud, las consecuencias para el país se agravarán en términos económicos y diplomáticos.

Además de oponerse a la extradición de guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) —responsables de un atentado en Bogotá en 2019— el régimen castrista ha sido el principal benefactor ideológico de la dictadura que azota a Venezuela.

Pompeo acusó al régimen cubano de haber “alimentado, alojado y brindado atención médica a asesinos, fabricantes de bombas y secuestradores, mientras muchos cubanos pasan hambre, no tienen hogar y no tienen medicinas básicas”.

Consecuencias venideras 

Sobre Cuba pesaban restricciones, aún sin ser parte del listado integrado por Siria, Corea del Norte e Irán. El embargo económico de 1960 aseguró medidas que de alguna manera fueron aliviadas en 2015 cuando Obama sacó a Cuba del listado de patrocinadores del terrorismo.

Para el régimen cubano el alivio fue momentáneo. Ahora con la vuelta al listado, nuevamente tiene prohibido exportar o vender armas, se impondrá la vigilancia de las exportaciones, el bloqueo de préstamos en el Banco Mundial y la posibilidad de que ciudadanos estadounidenses establezcan algún tipo de relación financiera.

Además, la mayoría de los viajes de Estados Unidos a Cuba estarán prohibidos, así como el envío de remesas a Cuba de familiares en Estados Unidos, reseña Associated Press, un ingreso fundamental para el país en ruinas.

Por su parte, las aseguradoras podrán suspender la cobertura de transacciones y operaciones según una nota de BBC.

«Y habrá más escrutinio en las transacciones con Cuba, lo que resultará en que menos gobiernos y empresas querrán tener una relación con la isla», declaró a ese medio John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba.

Todo el panorama de escasez de comida, medicinas y divisas se agravó con la pandemia. Según el gobierno cubano, la economía se contrajo 11 % el año pasado.

El reto para Joe Biden 

El escenario será un reto para Joe Biden, que pretendía acercarse a la dictadura de ese país, en la misma línea que aplicó Barack Obama y no aportó mayores resultados.

«Esto realmente frenará cualquier deshielo en las relaciones con la administración Biden», dijo a Associated Press Emilio Morales, un economista cubano exiliado y presidente de Havana Consulting Group.

Así como Venezuela, Cuba también depende de las decisiones de la nueva administración para definir gran parte de su futuro a corto plazo. Ambos países están ahogados económicamente y excluidos de la mayoría de mapas comerciales por su continua violación a los derechos humanos y abusos contra la población.

Biden tendrá que ingeniárselas para seguir con su objetivo, ya que si quiere sacar a Cuba de la lista, necesitará de una revisión minuciosa del Departamento de Estado que podría demorar meses.

La piedra de tranca quedó puesta de parte de la administración de Donald Trump, quien prometió endurecer las medidas hacia esa dictadura.

Los choques entre Cuba y EEUU

Varios sucesos han marcado la historia entre ambas naciones y no es la primera vez que Cuba se niega a entregar a fugitivos de la justicia.

“Cuba también alberga a varios fugitivos estadounidenses buscados por la justicia o condenados por cargos de violencia política”, reiteró Pompeo en sus declaraciones.

Un ejemplo de ello fue la negativa de entregar a un militante condenado por matar a un policía estatal de Nueva Jersey en la década de 1970, agrega AP. Además del estatus de refugiado político, los fugitivos estadounidenses han recibido vivienda, atención médica y otros beneficios gratuitos gracias al gobierno de Cuba.

Exiliados y organizaciones cubanas en EE. UU. reaccionaron a la decisión del gobierno de Trump a nueve días de terminar su periodo. El Centro por una Cuba Libre dijo que se trata de una rectificación del «error de 2015».

Juan Antonio Blanco, director ejecutivo de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, explicó a EFE que desde Cuba también se envían a Venezuela actividades criminales e ilegales para incrementar la hegemonía de ambas dictaduras.

Aseguró que la medida aplicada por Trump no se trata solo de minar el camino de la próxima administración, sino que fue una decisión basada en una investigación sobre la criminalidad de sus regímenes.

This post was originally posted on PanAm Post – View Original Article

Please follow and like us:

About the Author

admin
Have lived and invested in Venezuela full time for the last eight years and visited for each of twelve years prior to that. Studied and closely followed developments in Venezuela since 1996.